Viñeta de humor gráfico sobre la importancia de no dejar que nos pastoreen.

Felices fiestas, por cierto.