Ladies and gentlemen, feliz 2018.

Este 2017 ha sido más trepidante de lo normal, casi parecía que pasaban cosas, que hacíamos historia, que rompíamos con el régimen del 78 y empezábamos a montar repúblicas como en las regiones punteras del mundo occidental, menudos hartones de beber champán nos pegamos en los momentos clave, pero al final, ya ves tú, la misma mierda de siempre pero con mil millones de metros cuadrados de banderas en los balcones. No nos llevábamos un chasco tan grande desde las acampadas de 2011.

En lo personal y en lo listil, sin embargo, hemos alcanzado nuevos hitos. Los hitos personales no os los voy a contar porque soy un gentleman, pero los listiles, madre mía, los listiles…

Lo más molón ha sido la publicación de la Liguepedia, 120 páginas de viñetas temáticas sobre el amor, el mambo y las relaciones, un proyecto que parecía maldito y que perseguía desde tiempos remotos. Tras múltiples aventuras y desventuras, este nuevo recopilatorio vio la luz gracias a la magia de Fandogamia, hete aquí la notita de prensa, y hoy mismo lo estaremos presentando en la librería Fénix, dando el pistoletazo de salida de la Gira Liguepedia 2017-2018. Si os lo perdéis por alguna tontería, o si os apetece repetir, nos podemos ver también el jueves 4 de enero en la librería Fatbottom.

2017 ha sido también el año de El viaje, el cómic del Listo más largo hasta la fecha, prologado por Perra de Satán, y con un registro un poco diferente del habitual.

Y también ha sido el año de Gürtel Cómics, por supuesto, el fanzine de la década, que contiene La noche de Tito, el cómic del Listo más largo hasta que salió el del viaje.

Y, contra todo pronóstico, volvió el WEE y volvió el WEEzine, concretamente en forma de WEEzine X.

Y cumplimos los 30 años del TMEO y lo celebramos en Vitoria por todo lo alto, con una exposición conmemorativa, conciertos y cordero asado, y cumplimos 20 años del fanzine Cretino, ojo, esto no se celebró con cordero asado pero sí con un librito de memorias.

Los posts más vistos del en el blog y lo más compartido por las redes, sin embargo, no fueron cómics, sino las dos prosas que escribí para la sección Los libros también son cultura. La de El ocaso de los opinadores profesionales gustó mucho, pero la que lo petó de verdad de verdad fue la de Lo que pasó cuando volvimos de Monkey Island. Si no lo habéis leído todavía, echadle una ojeada, que casi seguro que os arranca una sonrisa.

En lo ya podría considerar una tradición, hice una presentación en batín de Gürtel Cómics, pero también salí de casa y traté de vender tebeos por los sitios, concretamente por Sant Jordi, el KBOOM, el Graf y el Salón del Cómic de Zaragoza, como cuando éramos jóvenes. Al Salón del Cómic de Barcelona fui en plan civil, sin stand ni nada, pero moló mucho igualmente porque el fanzine Gürtel Cómics estaba expuesto en una de las exposiciones del evento y el Paranoidland se llevó el premio al mejor fanzine.

Y me entrevistaron en la revista Omnia, en la  Playground y en el Underbrain Show, y escribí el prólogo y actúe de personaje secundario del tebeo Querida suegra de Moisés Cano, y me sumé a la campaña Humor Amenazado en defensa de la libertad de expresión, y se me oyó cogiendo un papel en el proyecto artístico Sonidos de dibujar historietas de Mauro Entrialgo.

Y ya no me llaman para colaborar en la Directa (más o menos dejaron de llamarme cuando la CUP empezó a virar hacia el centro-derecha y a apoyar presupuestos convergentes, pero estoy casi seguro que no tuvo nada que ver una cosa con la otra) pero empecé a colaborar en la revista Solidaridad obrera y seguí publicando mis cosillas en el TMEO, la Omnia, el Monográfico y Catalunya.Amor, humor, drogas y autoconocimiento en ebook por el precio que tu quieras (incluso gratis si vas apurado)

Me hice un Telegram y un Instagram, como los jóvenes. Síganme, por cierto.

El Tumblr ListonautaFacebook y Twitter se mantuvieron como mi principal vía de difusión y promoción, pero la verdad es que no ha sido un buen año en las redes sociales. En Twitter, que es lo que más controlo, llegué a perder 200 seguidores en octubre, entiendo que por hacer chistes contra de la brutalidad policial. Me supo un poco mal, el primer impulso es, por supuesto, cagarse en la boca de todos sus progenitores, pero aquí somos del amor, y pueden volver cuando quieran, serán bienvenidos y les seguiremos ofreciendo entretenimiento gratis, sin rencores. Ya se están yendo a su puta casa los últimos piolines, mi ciudad ya no parece una ciudad sitiada y ya vuelvo a dibujar chistes sobre otros temas, que es lo que me exigían en los comentarios algunos de los que se iban dando comentarios-portazo.

Muchas gracias, por cierto, a todos los lectores que se quedaron, y, por supuesto, muchas gracias también a todos los que comparten los cómics del Listo por los sitios o pulsan botoncitos indicando que les gustan.

Vamos, que, comiqueramente hablando, 2017 bien. No creo que podamos estar a la altura en 2018 pero haremos lo que podamos, al fin y al cabo hemos venido aquí a divertirnos.

Share Button