Ladies and gentlemen, feliz 2014.

Feliz año nuevo.

Este 2013 ha sido una masacre en términos socioeconómicos, el saqueo ha ido a más y nuestros salarios, libertades y derechos han ido a menos, pero si de algo no podemos quejarnos es de nuestra cosecha comiquera. Este 2013 nos han salido más chistes del Listo que cualquier otro año, llegando en ocasiones a tener rachas de actualizar esto a ritmo de cómic diario. Sobre la calidad de lo que salió, el tema es más controvertido, pero presumimos de haber salido finalistas en los Premios del Cómic Aragonés y en el Premio Nacional de Gastronomía, ojo, que aunque no ganamos ni una cosa ni la otra, hizo ilusión igualmente.

Además, 2013 ha sido el año del décimo aniversario de los cómics del Listo, y lo celebramos con un post larguísimo de batallitas y con una fiesta dibujada en la que asistieron varios de los mejores dibujantes de tebeos del mundo. Inocente de mí, tenía ciertas esperanzas en que la prensa aprovecharía la excusa del aniversario para darnos un poco de cancha pero ha resultado todo lo contrario: este ha sido uno de nuestros peores años en lo que a repercusión en los medios de masas se refiere. Hubo dos entrevistas muy agradables, en Radio Comarca de Barros de Almendralejo y en la Radio de la Universidad de Huelva pero recuerdo con nostalgia que cuando era joven era más mediático, espero no haber enfadado a los periodistas con ningún chiste o, en caso de haberlos enfadado con algún chiste, espero lograr reconciliarme con ellos tarde o temprano. Pero bueno, hoy en día la gente parece pasar más tiempo en las redes sociales que en la prensa tradicional, y por ahí sí que hemos dado tanta guerra como siempre o incluso más. Andamos un poco rebotados con el Facebook porque lectores que antes nos seguían a gusto desde ahí ahora se quejan de que ya no les aparecen todas las actualizaciones en el timeline, pero estamos muy contentos con la repercusión en TwitterTumblrGoodreads y Google+, muchas gracias a todos los lectores que comparten los cómics del Listo por ahí o pulsan botoncitos indicando que les gustan.

2013 también ha sido el año en que dibujamos tres de esos cómics especiales más largos de lo normal, casi novelas gráficas: El amigo invisibleCómo ganar dinero con la poesía y Barcelona, y este último gustó tanto que nos lo reseñó hasta el alcalde Trias. Y cuando parecía que ya no nos quedaba ninguna miguita de conocimiento para compartir en nuestra sección de divulgación, añadimos el ladrillo Hijos de los cómics en el que tratamos de explicar todos los intríngulis sobre qué son los webcómics y qué pasa con ellos.

Empezamos a colaborar con sitios tan prestigiosos como el diario Noticias de Navarra y La Directa (lo que nos sirvió de excusa para volver a hacer cómics en catalán) y seguimos colaborando con El Estafador, TMEOTinta de calamar, Monográfico, Kristal y Gruñiverso, e hicimos un videoclip para las Pentina’t Lula.

Sufrimos ataques hackers. Experimentamos con las posibilidades del lienzo infinito. Simulamos una redada. Salió una coñita del Listo en el libro de ¿Dónde está el guionista?. Celebramos el Big Culo Day enseñando el culo en un póster de Marc Torrent.

Volvimos a repartir Listos de Oro, y montamos una Comicome en enero y otra Comicome en septiembre. Fuimos a una merendar/festejar con El Estafador. Participamos en una mesa redonda sobre cómics online en el Salón del Cómic de Barcelona, en una mesa redonda sobre webcómics en las Jornadas del cómic y la autoedición Kboom y en una mesa redonda sobre autoedición en el Salón del Cómic Social, en el que también se montó la exposición colectiva La delgada línea roja que luego se expuso también en la ACP Aramateix, y, hablando de exposiciones, también hubo la de las Visiones Marianas en Gijón.

Las tiras más vistas del 2013 fueron, como siempre, las que salieron en el Menéame, es decir las de FemenDroga duraBarcelonaOrange hijos de putaPeriodismo condicionalSamizdat y Cómo ganar dinero con la poesía; y luego también la del 13 Rue del Percebe, que salió en el Huffington Post, y la del Todos somos ETA, que nos trajo tantas broncas que al final hasta pedimos disculpas e hicimos una viñeta blanca de homenaje a los ofendidos, y el propio post de las disculpas salió también en portada del Menéame.

Vamos, que comiqueramente hablando, 2013 ha sido un añazo y vete tú a saber qué nos deparará este 2014 que se avecina. No planeamos nada pero lo esperamos todo.

Share Button