Ladies and gentlemen,
un deejay enfermó, el Gran Héroe Azul se estrelló aparcando el ovni, los cortometrajes no se proyectaron (podéis verlos online aquí mismo), el aforo reventó (¿cuanta gente hubo ahí dentro en la hora punta? ¿mil millones de personas? era difícil manejar los látigos sin sacarle un ojo a alguien), la falta de cobertura imposibilitó tanto el tuiteo en directo como la comunicación con los que llegaron tarde y no lograron burlar las defensas de los porteros, y el humo, el calor y las emociones fuertes causaron mareos y calentones de todo tipo…

Mil disculpas por todos los despropósitos, empiezo a sospechar que se me da peor organizar fiestas que dibujar paisajes, pero de todas formas, y aun aceptando que quizá carezco de la perspectiva necesaria para afirmarlo con objetividad, me atrevería a decir que lo de anoche fue la mejor fiesta de presentación de un tebeo de toda la historia de la humanidad.

Muchas gracias a todos por venir y hacerlo posible.

Listo Party.

Si, como suele pasar, os enamorásteis de las chicas de la banda, no dejéis de seguirlas por el Facebook y por el blog de Cruceros Perfidia para enteraros de futuros conciertos. Si, lo que también sería muy razonable, os enamorásteis del monologuista frikisexual, no olvidéis que Andrés Palomino, a parte de petarlo en todos los clubs de monólogos de la ciudad también dibuja tebeos y tiene un twitter que echa humo a todas horas. Sin embargo, si vuestro corazón quedó prendado por nuestros sensuales maestros de ceremonias, recordad que Mery Cuesta también hace tebeos y conciertos de burlesque, que Julio Arriaga pinta unos cuadros que lo flipas, y que juntos hacen un programa cultureta en COM Ràdio. Y los melómanos y melómanas que mojaron su ropa interior con las delirantes artes de nuestros descocados deejays, que sepan que Ginés Alarcón comparte su sabiduría musical en Spotifare.com pero a Lula habrá que buscarla en alguna otra fiesta privada o en los conciertos de Perfidia. Los que se quedaron prendados de nuestro servicio de cátering vegano, que sepan que corrió a cargo de El horno para bollos. Y, por supuesto, para seguirles la pista a nuestros amables y picarones anfitriones, y por si algún despistado no aprovechó la ocasión para hacerse el carnet que abre todas las puertas, no os perdáis el blog de El nido del escorpión.

Aprovecho también el post para mandaros muchos besitos y abrazacos a todos, que anoche iba de culo y con muchos ni hablé a penas, pero os quiero a todos un montón, y os suplico que si alguien tiene fotos me las mande por favor, que yo tengo muy pocas y de cuando ya estaba el antro medio vacío.

Y, como souvenir, hete aquí la banda sonora de la fiesta.

¡Muasmuases!

Share Button