Cuando era joven, en mi casa se compraba El País por lo menos los sábados y los domingos (porque era cuando teníamos más tiempo para leer y porque el periódico traía un montón de suplementería y chorraditas coleccionables), y yo fantaseaba, entre otras cosas, con que algún día se hablaría de mi obra en el suplemento cultural de los sábados, que se llamaba Babelia. En el suplemento juvenil de los viernes o en los suplementos de curiosidades y publicidad de los domingos tampoco me hubiese importado, pero lo del Babelia parecía más fino y elegante.

Pues mira, aquí estamos, en un articulito sobre tebeos online titulado Whakoom! Kboom! ¡Sapistri!

Webcómics en el Babelia

 

Share Button