Ladies and gentlemen,
me he empeñado en vender algún ejemplar de Una amante complaciente y, con esa idea entre ceja y ceja, voy por los sitios garabateando firmas y monigotes, explicando lo bueno que es el libro y tratando de hacer reír a los asistentes (no en el momento de decir que el libro es bueno, sino en los momentos de antes y después, se entiende).

Hete aquí la lista de bolos:

Si tiene usted una librería, un bar, un salón del cómic, un stand o un local de cualquier tipo y quiere que vaya un ratito con el rollo este, sólo tiene que pedirlo.

Share Button