Ladies and gentlemen, nuestra viñeta Arte de rotonda forma parte de la exposición Obras públicas absurdas en la galería de arte La Rambla, en Espinardo, Murcia.

No es una exposición normal. Es que en medio del barrio del Espinardo había una rambla de las de toda la vida que, hace unos años, el concejal de turno, ahora imputado por corrupción, decidió que no era una rambla y la llenó de pisos y dúplex y, en un arranque de entusiasmo, empezó a levantar una guardería que, como tantas otras obras fruto del fervor de la especulación inmobiliaria, se quedó a medio construir cuando dejó de fluir la pasta. Y en esto que llegó el Colectivo Tong y, en plan détournement situacionista, tergiversó el edificio y lo convirtió en galería de arte. Y en uno de sus muros han encolado los garabatos de El Estafador 141: Obras públicas absurdas. No queda tan elegante como que te expongan en el Prado, pero no deja ser una acción muy bonita y con cierta poesía:

Exposición: Obras públicas absurdas.

Hete aquí un videoclip con imágenes de otras exposiciones en esta peculiar galería:

Share Button