Ladies and gentlemen, en su libro Reinventing comics, Scott McCloud destacaba el hecho de que los cómics online pueden usar formatos mucho más grandes que los cómics normales, limitados por el tamaño del papel en el que están impresos. Lo podría haber llamado “lienzo grande”, pero lo llamó lienzo infinito para que molase más, y, desde entonces, el número de artículos que han hablado del lienzo infinito como ventaja de los webcómics frente a los cómics impresos supera con creces el modesto número de webcómics que realmente han usado alguna vez tamaños de viñetas que no pudiesen imprimirse en papel sin problema alguno. Por otro lado, tanto El Estafador como ¡Caramba! llegaron a sacar fanzines en papel que eran una sola página de un tamaño tan absurdo que luego uno no sabía si se había comprado un fanzine o un rollo de papel de envolver regalos. Quizá el ejemplo de lienzo infinito más impresionante que he visto es el Click and drag de Xkcd. En otra liga más humilde, aquí hicimos la coña del Arte de rotonda, y ahora había hecho otro pero hay que darle clic para verlo entero (a mí me hubiese gustado que saliese en un post de cómic normal, para que pillase por sorpresa y tuviese un poco de gracia, pero el Comicpress me lo redimensionaba automáticamente y me mataba el chiste, que ya de por sí era bastante tonto).

Lienzo infinito (miniatura)

Share Button