Viñeta para El Estafador 159: HABEMUS PAPAM.