«Donde quiera que se esté bien, allí está la patria.» (Cicerón)