«Las cosas más maravillosas son las menos explicables. Los recuerdos profundos no admiten epitafios» (Herman Melville)

Share Button