Ladies and gentlemen, feliz 2021.

El 2020 ha sido un año rarote, no sé si os habéis dado cuenta. Iba a ser un año guay, que empezó por todo lo alto con el fiestón del décimo aniversario de Underbrain y la segunda edición de Cardio y planeábamos llevarla por salones y festivales y hasta una exposición retrospectiva del Listo estábamos tramando y al final nos lo comimos todo con patatas, no pudo ser por no sé qué movida tocha de un virus que no nos dejaron salir de casa durante meses. Primero les pasó a los chinos y nos reíamos de los chinos y luego pasó en todo el mundo pero con especial saña en España. Era de locos, todo el día mirando gráficas de colores a ver cuánta gente se iba muriendo. Ni ganas de dibujar cómics tenía.

En lugar de dibujar cómics, un día me dio por cortarme el pelo yo mismo y otro día me dio por escribir un post muy largo de batallitas sobre mis abuelos pero luego lo quité del blog porque quise pulirlo y ampliarlo y convertirlo en un libro pero no hubo manera, a la que me despisté estaba currando telemáticamente y presencialmente al mismo tiempo y bastante lío tenía. Ya quizá llegará en 2021 o 2022.

Me hice youtuber de tutoriales fáciles de informática en català, eso sí, y algunos temas todavía hay que pulirlos e irlos ampliando y lo más probable es que lo vaya haciendo a lo largo del curso escolar, pero ya estoy bastante orgulloso de la parte del Gimp.

La gira cardiovascular también quedó muy deslucida, hasta las firmas de Sant Jordi se cancelaron, y no una sino dos veces, pero presenté el tebeo desde casa dos veces, una sin pijama en mi canal de Youtube y otra con camisa y con Bouman en el canal de Underbrain, y di una conferencia telemática sobre tebeos a los alumnos del GSD International School de Buitrago.

Con los bares cerrados, la continuidad del TMEO empezó a peligrar pero logramos salvarlo (al menos durante un tiempo) con un Especial Puto Virus que se vendía en PDF por el precio que quisiese el lector y que tuvo una acogida tremenda. Muchas gracias, en realidad los que lograstéis salvar al TMEO fuisteis los que metisteis pasta.

También sacamos el recopilatorio Kar Kar y una reedición de La noche de Tito, con ventas más modestas.

Y dibujé mi primera portada del TMEO y quedé tan satisfecho que hasta la tengo expuesta en casa como si fuese un cuadro. Mi señora a veces la quita cuando vienen visitas pero luego la vuelvo a poner.

Y murió Javi Guerrero, este sí que no hubo quién lo salvara, y murió como había vivido, a contracorriente, en primavera de 2020 por temas no relacionados con la Covid-19.

Y salió una reseña amable de Cardio en la revista Moneda Única y volvió El Estafador y el año que viene casi seguro que será mejor aunque solo sea por lo del retorno a la media.

Muchas gracias por estar ahí y acompañarnos en la aventura/desventura.

Os dejo con el vídeo de la presentación de Cardio por si no lo visteis en su momento: