Viñeta de humor gráfico sobre la típica confusión que a todos hemos sufrido alguna que otra vez.

“Incluso a Sherlock Holmes se le describe como una persona incapaz de enamorarse por culpa de su naturaleza lógica. Es casi como decir que no tenía apetito en las comidas porque se le daban muy bien las matemáticas.”
(G.K. Chesterton)

Share Button