Como los sapos ciegos 2, de Javi Guerrero

Ladies and gentlemen, acaba de salir a la venta Como los sapos ciegos 2, el tercer recopilatorio en papel de la popular serie de Javi Guerrero. 40 paginazas en color y 28 en blanco y negro. Contiene una cutreñeta de Listo Entertainment y también un prólogo que dice tal que así:

Los cómics de Javi Guerrero son difíciles de describir porque no son normales. Hace un par de años me puse a regalar premios (sin dotación económica) a los webcómics que me gustaban y me inventé una categoría para cada uno de ellos y las pasé putas para etiquetar la categoría en la que premiar Como los sapos ciegos. Al final puse Premio Indescriptible al mejor webcómic sui generis.
Sin embargo, en un arranque de entusiasmo me dejé convencer para prologar uno de sus recopilatorios en papel. A ver tú cómo salgo del aprieto sin caer en el viejo truco de poner que no sé qué poner y que lo importante es leerlos, porque eso ya lo sabéis todos y porque supongo que ya los habréis leído antes de leer el prólogo.
Sólo apuntaré que Javi Guerrero, como autor, parece un poco destroyer, sus personajes dicen muchas palabrotas y se tratan mal entre ellos, aunque no suelan recurrir a la violencia física, a menudo se torturan psicológicamente, suelen ser mezquinos, traicioneros, despectivos. Pero a Javi, como persona, se le ve muy majo y muy de fiar. Tampoco es que lo conozca a fondo, pero por ejemplo me quedé flipando cuando colaboramos en una tira (yo hice el guión, él los dibujos) y, a pesar de que pocos días después de mandarle el guión tubo un problema técnico en las arterias y se quedó hemipléjico perdido, el tío terminó la tira mucho más rápido que otros dibujantes con los que he colaborado y que no estaban hospitalizados.
Es común encontrar autores que trabajan con personajes que son alter egos del artista, y también autores que trabajan con personajes idealizados que son mejores que el artista, pero ¿qué puede haber llevado a Javi Guerrero a crear los malsanos habitantes del universo de Como los sapos ciegos? Quizá son caricaturas monstruosas de todos esos seres que se creen impolutos pero están podridos por dentro y con los que tenemos que lidiar día a día. O quizá son la parte oscura de la mente del autor, que saca todo lo malo de sí mismo y lo retrata en plan Dorian Gray. Quizá simplemente pasa que Javi Guerrero es un cachondo y un experto en humor negro. Muy negro. Como el futuro de un sapo ciego buscando refugio en la despensa de un restaurante francés especializado en ancas de rana.

Share Button