La Primera Sopa de Letras Sin Vocales apareció originalmente en la revista Distorsió (diciembre de 1999). Es una sopa de letras especialmente pensada para geeks, informáticos, ingenieros de telecomunicación y amantes de las tecnologías impronunciables.

Share Button