El bidet (también conocido como bidé) es un gran invento, una alternativa higiénica y ecológica al primitivo acto de restregarse un trozo de papel por el ojete. Resulta chocante pensar que, mientras en algunos países su uso está generalizado, en otros se desconoce su funcionamiento por completo. La idiosincracia española, tan castiza y ocurrente, fabrica muchos baños con bidet pero relega su uso a tareas como el recorte de las uñas de los pies o el lavado de mascotas.
Sin embargo, los doctores y dermatólogos especializados en limpieza de culos recomiendan su uso diario, alegando que las cosas lavadas en bidet se mantienen más frescas y suaves y saben mejor.
El Listo, que últimamente está un poco en plan Mesías, abraza la causa del bidet y les invita a todos a usarlo y a pregonar con orgullo su uso, desde cualquier foro público o desde este grupo facebook de Orgullo Bidetero.

El amigo FJ ya nos ha hecho este bello fanart sobre el tema.

Share Button