El pobre Lumière va y dice “el invento del cinematógrafo puede ser explotado como curiosidad científica, fuera de esto no tiene ningún futuro comercial” y luego, un siglo más tarde, llegan Regreso al futuro 2, Week-End y Las Croquetas.

Share Button