Ya era hora de que alguien dijese las cosas claras.