“Desafecto, neurosis, angustia, frustración, todo lo que encuentra el psicoanálisis sin duda proviene de no poder amar o ser amado, de no poder gozar o dar goce; pero el desencanto radical proviene de la seducción y de su fracaso.” (Jean Baudrillard)

Share Button