«La palabra TRABAJO proviene del latín TRIPALIUM que era un instrumento de tortura.»