«El placer que produce el sexo es momentáneo, la posición, ridícula y el gasto, deplorable.» (Lord Chesterfield)