“Tuve un profesor que me caía muy bien y que aseguraba que la tarea de la buena escritura era calmar a los perturbados y perturbar a los que están en calma.” (David Foster Wallace)

Share Button