“El ambicioso ilustrador de La Directa que se había prometido a sí mismo no dibujar más puños levantados recibe el encargo de ilustrar un artículo sobre BDSM y fist-fucking.”

El chiste de la Semiótica tenía esta secuela, pero no me atreví a mandarla al periódico porque soy muy tímido.

Share Button