«Los que escriben con claridad tienen lectores; los que escriben oscuramente tienen comentaristas.» (Albert Camus)