La palabra laberinto se puede traducir al inglés de dos formas diferentes, como labyrinth o como maze. Pero no es lo mismo: un maze es un lío, hay varios caminos y bifurcaciones y cuesta encontrar la salida, mientras que un labyrinth es simplemente un camino embrollado que tardarás en recorrer pero que no tiene bifurcaciones y por tanto no tiene pérdida. En español no nos andamos con tantos matices, sólo tenemos laberintos en general. Pero bueno, también el laberinto del Minotauro (que, según la literatura era claramente un maze) aparece en muchos cuadros antiguos dibujado sin bifurcaciones (en forma de labyrinth). Y, en todo caso, si uno no se fija mucho, de lejos todos los labyrinths parecen mazes y ambos sirven como metáforas vitales cuando uno anda un poco desorientado.
No estoy seguro de que la viñeta de hoy sea un gran chiste, pero me resultó divertida de dibujar y pensé que igual podría añadirla a la colección de viñetas de amor.

Share Button