«¡La prosperidad eran deudas!» (El Roto)