«Alguna gente está viva sólo porque es ilegal matarles»