«Si sigues al rebaño, pisarás excrementos» (Darío Lostado)