«El amor es lo único que crece cuando se reparte» (Antoine de Saint-Exupèry)