«No se tome la vida demasiado en serio; nunca saldrá usted vivo de ella» (Elbert Hubbart)