El miércoles pasado los Mossos d’Esquadra dieron una buena somanta de hostias a numerosos okupas, manifestantes, periodistas y transeuntes.
Algunos de los que recibieron estopa habían estado encerrados en la universidad para protestar contra el Tratado de Bolonia que privatiza y devalua la universidad pública.

Share Button