Esta es la segunda entrega de un cómic de cinco páginas (12345) que tiene más gracia si se lee desde el principio.
Intentaremos actualizar a menudo para que la historia no pierda la gracia. Si quiere usted esperarse para leerla de un tirón, es una opción muy razonable, pero si tiene prisa por leer las próximas entregas tan pronto como las escaneamos, no dude en apuntarse a nuestra lista de correo.
Y no se preocupen, que en breve dejaremos de lado el gris mundo de los oficinistas y volveremos a hacer chistes de amor y desamor y sadomasoquismo.

Share Button