Ladies and gentlemen, la página de hoy no tiene mucho valor en si misma porque forma parte de un cómic de proporciones épicas… en comparación con lo que solemos hacer por aquí, claro, es decir que es un cómic de cinco páginas (12345).
Pero ojo que en estas cinco páginas no habrá misterio, ni suspense, ni cliffhangers ni ninguna pijada por el estilo.
Por no haber, no habrá ni sexo ni romance ni aventuras, porque lo que haremos será adentrarnos en las grises cavernas de una empresa de telecomunicaciones cuyo nombre están ustedes invitados a especular pero que preferimos ocultar bajo el pseudónimo de Gilitel porque somos unos caguetas.
El caso es que viajaremos hacia el pánico por el camino del sopor.
Rogamos a nuestros lectores que tengan paciencia ante esta ambiciosa incursión en el género del cómic documental y prometemos que, cuando termine este infierno, ya colgaremos alguna refrescante viñeta sobre sexo con animales.

Share Button