“Somos máquinas de supervivencia: autómatas programados a ciegas con el fin de perpetuar la existencia de los egoistas genes que albergamos en nuestras células” (Dawkins)

Share Button