El próximo jueves 13 de noviembre hay una huelga de profesores para mostrar su rechazo a la nueva Llei d’Educació de Catalunya.

Es una ley que empeora las condiciones laborales de los docentes y que privatiza la gestión de los centros. Es una ley que no da más recursos y que no baja el ratio de alumnos por aula. O sea que seguimos ahorrando a costa de la educación pública… mientras se sigue mimando con dinero público a los centros privados concertados.

Pero el detalle más siniestro de la LEC es quizá el Artículo 122 Punto 2c, que pretende establecer incrementos retributivos en función de los resultados.
Esto significa que lo que cobraría cada profesor sería diferente en función de varios factores como por ejemplo las calificaciones académicas de sus alumnos.
En otras palabras, que el profesor que suspenda a sus alumnos tendrá más problemas para pagar su hipoteca. Algún burócrata habrá intuído que de esta forma dejaremos enseguida de ser una de las comunidades autónomas con peores resultados académicos.

Hoy en día el panorama educativo ya es bastante triste, aunque se preste a los chistes (Pedagogía de plastilina, La mala educación, Pozo de delincuencia): No son pocos los chavales que con 16 años se sacan el título de la ESO sin saberse las tablas de multiplicar, sin saber leer ni escribir correctamente, sin saber cuales son las capitales de los paises europeos, sin saber quién ganó y quién perdió la II Guerra Mundial.
Lo último que necesita nuestro sistema educativo son leyes que fomenten los aprobados a destajo.

Os pego el rollo este para que tengáis paciencia ante la huelga del jueves y para que ayudéis a difundirlo un poco, que en la tele lo pintan como si los profes fuesen unos lloricas y tampoco es eso.

(Más información en la web del USTEC-STEs o en este PDF con el texto íntegro de la LEC)

Share Button