“Para testar si la educación española era realmente tan mala como daban a entender los informes Pisa, el entonces ministro de educación matriculó a un geranio en un instituto de Madrid sin decirle a nadie que era una planta. El geranio no sólo aprobó el curso, sino que en la actualidad es Concejal de cultura en Castellón.” (José A. Pérez)

Parece que no sólo damos pena en cuanto a lectura, escritura y matemáticas, sino que además los resultados de las escuelas públicas son preocupantemente más bajos que los de las privadas. Cuando yo estudiaba era al revés, parecía que los pijos y los tontos tenían que pagar más para que los centros privados les hinchasen las notas, pero la LOGSE le dio la vuelta a la tortilla.

Share Button