Y aquí tenemos otra tirilla tragicómica sobre educadoras sociales para la revista del CEESC.
Dice más o menos tal que así:

EDUCADORA: En el trabajo trato con gente con vidas complicadas… mucho más complicadas de lo que puedas llegarte a imaginar.

EDUCADORA: Por eso me da risa cuando, fuera del horario laboral, oigo a gente quejarse por chorradas.

LISTO: Iba a contarle que con los zapatos nuevos me duelen los pies, pero ahora me da vergüenza.

Share Button