«Con tus actos y tu arte no puedes complacer a todos. Haz honor a unos pocos. Gustar a muchos es malo» (Friedrich Schiller)