Cuando hicimos estos garabatos, el Príncipe de Asturias estaba a punto de casarse con la reportera Letizia Ortiz y por la tele hablaban de ellos a todas horas. Por eso nos pareció divertido dedicarle el cómic a la novia (que por cierto parece que va a ser la primera Reina de España con una falta de ortografía en el nombre de pila), y les mandados un mail del que estábamos especialmente orgullosos por el aristocrático uso de la sintaxi en “para con ellos” y por la poética insistencia en “nuestra humildad“:

“Hola, somos un par de dibujantes de cómics amateurs que desde nuestra humildad queremos felicitar al Principe y a Doña Letizia por su unión. También desde nuestra humildad hemos querido tener un pequeño detalle para con ellos, dedicándoles el último cómic de nuestra página www.listo.tkcon un guiño a la futura Reina de España en una de sus viñetas.
No estamos seguros de si estas son las direcciones de mail apropiadas para hacerles llegar nuestras felicitaciones y el link a los cómics, y entendemos que estos días no debe ser poco su ajetreo, en todo caso si pudiéseis reenviárselo antes del enlace, para nosotros sería un gran honor. Atentamente, Agueda y Oki”

Cuando ya nos habíamos olvidado del asunto, recibimos un inquientante mail sin título ni texto alguno, pero con un archivo de mapa de bits immenso… Sin duda alguna el que ha mandado este mensaje es alguien con una buena conexión a internet, pero nuestro humilde módem casi explota al recibir algo tan gordo… Al abrirlo hemos visto una imagen en blanco… Luego le dimos al ‘zoom out’ y el misterio se fue desvelando a medida que empezaban a aparecer unas letras immensas formando un sobrio mensaje que daba a entender que el Jefe de la Secretaría de Su Alteza Real el Príncipe de Asturias ya nos consideraba amigos y que quizá existía alguna remota posibilidad que nuestros amos y señores hubiesen recibido nuestra misiva (¿y quizá incluso leído el cómic?)
Llenos de orgullo, reducimos la imagen a un tamaño razonable, la pasamos la JPG, y aquí la tienen:

Carta Real (¡real!)

Maravillados nos quedamos por el uso de las nuevas tecnologías que hace la nobleza, pero el caso es que tardaron un huevo en responder y ni siquiera nos mandaron un par de peladillas virtuales, y esto nos mosqueó tanto que seguramente no les vamos a dedicar ningún otro cómic.

Share Button