«Siempre hay algo sospechoso en un intelectual que está en el bando de los vencedores.» (Vaclav Havel)