«Si te gusta, fúmalo; y voluntariamente te puedes suicidar o hacer lo que quieras con tu salud, pero lo mejor que haces con esa caja de puros es regalarla al enemigo.» (Fidel Castro)