Ojo con la generosa reseña que nos hizo Koldo en el TMEO.