Una amante complaciente también molaba y, de hecho, todavía molan algunos ejemplares que me quedan por casa. Cómprelos todos ya antes de que se agoten.

Share Button