“Ellos mandan porque tú obedeces.” (Albert Camus)