«No se hace buena literatura con buenas intenciones ni con buenos sentimientos.» (André Gide)